Los sensores de movimiento son una excelente opción para incrementar el ahorro y la eficiencia energética de los sistemas iluminación.

Se trata de un dispositivo electrónico que pone en funcionamiento un sistema de encendido o apagado que detecta el movimiento.

Existen en el mercado sensores de presencia ultrasónicos, capaces de captar variaciones en el espacio a través de una onda ultrasónica que recorre el área y vuelve al detector rebotando en cada objeto que se encuentra en el ambiente; si el dispositivo detecta un nuevo objeto se activa.

Los sensores por infrarrojos, por su parte, detectan la presencia cuando un cuerpo corta el haz que proyecta o a través de la variación que se produce en la temperatura, es decir, con la presencia de personas identifica un cambio de temperatura en el ambiente y, al detectar unos grados determinados, se activa. Cuando un cuerpo aparece en su campo, cierra el circuito conectando la luz, el aire, el ventilador etc.

Un tercer tipo de sensores, serían los llamados sensores duales que son aquellos que combinan las dos tecnologías anteriores, es decir, los infrarrojos y ultrasonidos. Se utilizan en espacios donde es necesario un elevado nivel de detección.


Aplicaciones

Son utilizados para la iluminación de zonas comunes como entradas, pasillos, etc.

En el ámbito de la ventilación, una de las aplicaciones más frecuentes de los sensores de movimiento es la de su instalación en cuartos de baño con el objeto de activar los extractores de baño para mantener una adecuada ventilación y eliminar humedades y malos olores.


Con frecuencia, los extractores de baño se conectan a los interruptores de luz para que se active su funcionamiento en el momento que se pulsa dicho interruptor, no obstante la utilización de sensores de presencia será una solución mucho más eficiente ya que, en aquellos cuartos de baño en los que no sea necesario encender la luz al estar dotados de luz natural, a través del sensor de movimiento se podrán accionar los extractores sin necesidad de accionar la iluminación lo que nos permitirá un ahorro de energía.



*Fuente: S&P